al cucchiaio, cocina italiana en español, dolci

Tiramisù: la verdad de su invención? El postre de cuchara italiano más apetecido en el mundo

tiramisù-fetta

El tiramisú es el postre de cuchara italiano más apetecido en el mundo, quizá por la dificultad de encontrar fuera de la  frontera italiana el mascarpone, el queso que le confiere ese sabor tan especial y apreciado por todo el mundo.

Hay miles de leyendas acerca de su origen, por eso, nunca sabremos la verdad de su invención. Parece ser que es bastante reciente.  Hacia la mitad del siglo XX ya era posible encontrar el mascarpone fuera de su lugar de nacimiento, la Lombardía.

Las fuentes más seguras indican como lugar de nacimiento la provincia de Treviso, en la región del Veneto, donde, bajo el dominio de los Ausburgo, ya había una tradición de postres cremosos.

tiramisu-dall-alto

Hipótesis is sobre el nacimiento del Tiramisú

En 1981 Giuseppe Maffioli, escritor y enogastrónomo, treviseño de adopción, hizo  una investigación histórica para contextualizar la creación del dulce y estableció el origen hacia finales de los años ‘50. El padre del Tiramisú sería Roberto Linguanotto, chef del restaurante Le Beccherie de Treviso. Maffioli no lo llama Tiramisú, lo define simplemente como una variante veneta de la Zuppa Inglese.

El restaurante el Toulà situado también en Treviso se atribuye a su vez la paternidad, aduciendo su antigua contigüidad con un prostíbulo y la necesidad de proveer a los clientes con un dulce que restituyera la energía después del arduo encuentro amoroso o que se la aportara antes. De ahí el nombre de tirame-su que significa levántame del verbo tirarsi su que es animarse en italiano.

El mascarpone o mascherpone (viene de mascherpa, forma dialectal lombarda que significa crema de leche) constituye un ingrediente fundamental del postre; en los años 50, se podía encontrar con facilidad en las tiendas de todo el centro y el nord de Italia, por eso no tenemos buenas indicaciones sobre el área de origen de este postre de cuchara. Sin embargo es justo recordar que existe una especie de antenato del tiramisú, llamado “Sopa del Duca”, preparado por la visita a Siena del Granduca de Toscana Cosimo III de Medici a finales del siglo XVIII.

Al Granduca esa sopa golosa gustò tanto que se la llevò a Florencia, donde se cree que fue probada por la grande variedad de artistas y viajeros que podrían llevarla a conocer a otras partes de Italia.

La historia reciente

La arrogación más reciente es la del Señor Carminantonio Iannaccone, originario de Avelino, ciudad la región de Campania, trabajó como camarero y pastelero en toda Italia y emigró a Baltimora, que afirma haber inventado personalmente el Tiramisú, cuando trabajaba en Treviso (en la región del Veneto), pero en su receta añade toda una serie de ingredientes que la americaniza bastante.

Mientras tanto la región del Piemonte también quiso dar su versión y habla de un pastelero piemontés que con este postre regaló la justa energía a Camilo Benso Conte de Cavour, célebre personaje del resurgimiento italiano, agotado por las dificultades por la unificación de Italia.

La ciudad de Treviso se ha aplicado, protestando ruidosamente, e pronto pedirá la patente del postre de cuchara, pero esto no prohíbe de preparar el Tiramisú en todas sus variantes golosas, haciendo la vista gorda sobre las calorías.

La receta

Tiramisù
Write a review
Print
Ingredients
  1. 200 g de savoiardi, una galleta tipo melindro
  2. 250 g de mascarpone
  3. 3 huevos
  4. 60 g de azúcar y alguna cucharada más para azucarar el cafè
  5. 1 cafetera para 6 tazitas e 1 cafetera para 1 tazita de café no demasiado fuerte
  6. cacao azucarado en polvo o chocolate rallado.
Instructions
  1. Preparar el café, meterle azúcar y dejarlo enfriar.
  2. Trabajar el mascarpone con un tenedor para reblandecerlo.
  3. Batir las yemas con una pizca de sal y el azúcar de manera que sean bien compactos y levantados; luego añadir el mascarpone cremoso.
  4. Hacer la misma operación batiendo las claras a punto de nieve y añadirlas al composto mezclando desde abajo hacia arriba.
  5. Mojar los melindros en café frío y ponerlos en la bandeja donde se servirá el postre; luego poner una capa de crema, otra de melindros y otra de crema.
  6. Al final espolvorear cacao amargo o azucarado a placer.
  7. El postre se puede consumir después de algunas horas o el día siguiente, cuando los sabores estarán mejor mezclados.
Ricette di Cultura http://www.ricettedicultura.com/

se cerchi l’articolo in italiano—-> clicca qui